No hubo acuerdo por una deuda de los transportistas. La medida lleva 7 días.

PorCarlos Galván
cgalvan@clarin.com

Mientras el gremio de la Construcción salía públicamente a repudiar el bloqueo de camioneros a las plantas de Siderar, anoche fracasó una reunión entre representantes de la siderúrgica y de empresas de transporte de carga en la que se buscaba encontrar una solución al conflicto. En el encuentro, la compañía informó que en una auditoria interna se constató que algunas de las empresas que eventualmente utilizaron para transportar su producción le adeudarían 3,2 millones de pesos a la seguridad social, según informaron en la cartera laboral.

En medios gremiales ayer aseguraban que «El loro (Lorenzo) Miguel jamás hubiera dejado que otro gremio atropellara así a la UOM».
Fuentes gremiales adelantaron a este diario que en San Nicolás algunos sindicatos están «pensando en hacer una movilización para defender el derecho de los trabajadores a trabajar».

Por la paralización de sus plantas, la empresa está proponiéndole a los trabajadores que se tomen vacaciones y francos compensatorios para no perjudicar sus ingresos, dijeron en la compañía.

En un sindicato que no está alineado con la conducción de Hugo Moyano en la CGT sostuvieron: «Camioneros es el mascarón de proa de una pelea política que está disfrazada de gremial. El Gobierno quiere quedarse con Siderar y Moyano con la logística de la empresa».